sábado, 28 de abril de 2012

Saladitos de hojaldre

Aquí os dejo una de las cosas más fáciles que he encontrado y que te hacen quedar de miedo. La hice para la comida en casa  que he llamado Menú de Celebración V. Es una cosa muy simple: hojaldre y el relleno que queráis, yo esta vez he usado jamón y queso y sobrasada y queso, pero podéis poner lo que más os guste.

Conocía esta "preparación" gracias a Mar M.R. que un día me estaban intentando explicar cómo se hacía y ella me remitió a este vídeo de Cocinar para 2. Ahí se ve todo muy clarito y además, en marcha. Por otro lado, hace poco hice los molinetes de hojaldre con carne y sabía que quedaban muy bien y además, que arrasaban... y luego ya llegó Amara, mi becaria, jeje, que llevó los de jamón y queso para una quedada que hicieron las gallegas en Vigo y sé que gustaron mucho.
Con todos estos antecedentes, no había duda: había que hacerlos. Miré el vídeo, cogí unas nociones de los molinetes de hojaldre, le pregunté a Amara y me puse manos a la obra.

Notas antes de empezar
- dificultad: ni preguntéis, es tan fácil que no tiene ni nivel 0.
- ¿para cuántos?: yo hice una plancha para 5 personas y arrasamos con todos, depende de si hay más cosas para picar o solo esto.
- ¿para cuando?: definitivamente para una picaeta con amigos o familia porque sino, comer solo esto, queda raro (aunque está muy bueno).
- tiempo de preparación: 20 min: 10 de manos y 10-15 de horno.

Ingredientes

  • 1 plancha de hojaldre rectangular (me gusta la del LIDL, ya sabéis)
  • 5 lonchas de jamón york
  • Medio paquete de sobrasada de untar
  • 4-6 lonchas de queso (nunca tipo tranchetes)
  • Orégano
  • 1 huevo batido para pintar
  • Otros sabores: paté, paté de salmón, queso, salchichitas frankfurt, jamón serrano, chorizo, lo que queráis

Preparación
0. Precalentar el horno a 180ºC.

1. Extender la masa de hojaldre sobre el papel en el que viene y ponerla encima de una tabla de cortar o de una superficie que nos permita meterle el cuchillo luego.

2. "Diseñar" la distribución: en mi caso dos franjas para dos líneas de molinetes de jamón-queso y el final para las napolitanas de sobrasada. 

3. Poner una fila de lonchas de jamón york y encima lonchas de queso para cubrir, espolvorear con orégano.

4. Dejar un dedo de separación y  hacer un corte de arriba  a abajo para "marcar territorio".

5. Repetir los pasos 3 y 4.


6. En el centro de lo que queda, colocar de arriba a abajo unos montoncitos de sobrasada: para mí la medida era una cucharadita bien  llena, puesta una al lado de otra. Poner unos trocitos de queso por encima.

7. Cerrar y sellar: coger cada una de las franjas de jamón y queso y enrollarlas empezando por el lado que no tienen el "dedo" de margen. Acabar en la zona del "borde" y con las manos un poco mojadas en agua, sellarlo bien.

8. Cortar el "rulo" que se nos ha quedado en rodajitas de 1-2 cm para que queden como espirales. Colocarlas en plano sobre una bandeja de horno con papel vegetal.

9. La franja de la sobrasada: doblar el lado derecho e izquierdo del hojaldre sobre la montañita de sobrasada y sellar bien igual que en el paso 7.

10. Cortarlo en taquitos de unos 2 cm y pasarlo sobre la bandeja de horno con papel vegetal. Si no quréis que las de jamón y queso se manchen de sobrasada (suelta aceitillo), ponerlas en dos bandejas separadas. A mi me pasó y quedaron buenísimas.

11. Pintarlas todas con huevo batido y un pincel de silicona y meterlo al horno a 180ºC durante 10-15 min o hasta que estén doraditas como en la foto.

Y listo para comer. De verdad, buenísimo, facilísimo y un éxito total. Solo me arrepiento de haber hecho menos de sobrasada: no quise hacer muchos por si no les gustaban y cuando me di cuenta se los habían comido todos.


Menú de celebración V

Como ya viene siendo costumbre, cuando reúno gente en casa y elaboro un menú, luego os lo cuento para que tengáis ideas.
A diferencia de los otros menús que os he traído hasta ahora, éste es un menú informal, para una comida con amigos, sin grandes presiones pero para quedar y comer bien... y bueno, ya se sabe, en uan comida con gente joven, la pizza no puede faltar (es que a parte, querían ver cómo se hacía la masa en la máquina, jeje). Éramos 5 y creo que han acabado llenos... el postre les ha acabado de rematar.

Entrantes



Principal



Postre

  • Vasitos de galletas, plátano y natillas


Una comida muy rica y fácil de preparar:
- las natillas del postre las preparas el día de antes
- el día de la comida, por la mañana haces el bizcocho para el pionono (o brazo de gitano) y lo enrollas para que cuando esté frío, lo puedas montar y dejar un poco reposar antes de que empiecen a comer.
- aprovechando el horno y mientras se hornea el brazo de gitano preparas los hojaldres (los molinetes y los saladitos de sobrasada).
- cuando ya lo tienes casi todo, montas el postre y lo dejas en la nevera para que repose.
- justo antes de comer, haces la masa de la pizza y mientras estáis con los entrantes, se hornea.

¿a que es fácil?

Pues en las siguientes entradas os iré contando las recetas.

miércoles, 25 de abril de 2012

Ideas para fiestas II. Los miércoles cocina Amara.

Pues seguimos con ideas para fiestas, pero esta vez nos vamos a centrar en un mismo ingrediente como base, con el que podemos jugar más de lo que creemos. Las obleas de empanadillas!!!

Las obleas me parecen un producto muy versátil, lo encontramos en refrigerados de cualquier supermercado, es económico y lo podemos rellenar de lo que queramos, dulce y salado, y darle diferentes y divertidas formas y presentaciones.

También podemos hacer nosotros mismos la masa  pero el tema es no complicarnos.

Vamos a empezar por las formas:


  • Empanadilla: Doblando al medio y cerrando presionando con las puntas de un tenedor
  • Pizza: Dejándola tal cual y rellenándola al gusto. Ponle una base de tomate, añade los ingredientes que más te apetezcan (atún, champiñones, alcaparras, restos de un pollo asado) y añade el queso. Hornea unos 10 minutos.
  • Saquitos: Poniendo el relleno en el centro y subiendo los extremos al centro presionando suavemente y sin que se nos rompa la masa con los dedos.
  • Tartaletas: Horneando en un molde de flan o de magdalena y rellenado una vez de fría. Lo puedes rellenar de cualquier paté, como por ejemplo éste.
  • Caramelos: Poniendo el relleno en el centro y cerrando los laterales. Quedarían bien con unas espinacas a la crema.
  • Canutos o conos: Ayudándote de moldes cilíndricos o en forma de cono y rellenando al gusto.

Como os podéis imaginar, los rellenos puedes ser de los más variados, desde las clásicas empanadillas de atún, hasta rellenos más sofisticados como una brandada de bacalao, o un rulo de cabra con pimientos confitados.


Lo que más hago en mi casa cuando tengo visitas son los caramelos de morcilla con manzana. Sofríe un poco de cebolla, saca la piel a una morcilla de burgos, desmenúzala y sofríela. Pela una manzana, pícala en dados pequeñitos y sofríela un rato con la morcilla. Cuando la manzana ya esté un poco blandita, añádele unos piñones.  Rellena tus obleas con la forma que quieras y, o bien fríe en abundante aceite u hornea hasta que estén doradas. Los caramelos suelo presentarlos en un palo de brocheta en un vaso alto. Al vaso le puedes poner papel de seda dentro para ponerlo más bonito…te aseguro que como poco llama la atención!!!

¿Al horno o frito? Pues es que yo la sartén la tengo un poco de adorno y siempre los horneo, aunque tengo que reconocer que las empanadillas bien fritas están más ricas. También los canutos quedan más ricos fritos, sobre todo para rellenos dulces,  pero que eso ya lo dejo a vuestra elección.

Ideas de rellenos como os decía hay mil, pero os voy a dar una que descubrí hace poco gracias a mi amiga Vero Aparicio, en casa fue todo un éxito.
  • Tartaletas de chistorra con queso y huevo de codorniz: Poner las obleas en moldes de magdalena o flaneras. Desmenuzar la chistorra y ponerla en la base de la oblea, cubrir con queso mozzarella y cascar un huevo de codorniz encima. Hornea a 200º hasta que el huevo se cuaje y sirve.

¿Y si lo que queremos es hacer un postre? Pues utilizando las mismas formas que salado podemos rellenar con cualquier crema dulce.
Empanadillas de queso idiazábal con membrillo y nueces, canutillos de crema, nata o chocolate, tartaletas de fresas con nata, caramelos de arroz con leche  o un riquísimo milhojas como el de la foto.
  • Para hacer el milhojas no tienes más que hornear las obleas con azúcar espolvoreada por encima (yo le pongo también un poquito de canela), ten cuidado al hornear con el azúcar porque se te pueden tostar. Déjalas enfriar y monta las capas con el relleno que más te guste, en este caso un mousse de chocolate que prometo poneros la receta. Por encima le puedes espolvorear azúcar glass o ponerle chocolate…si es que tema es echarle imaginación!!!!

Y bueno….la fiesta de las obleas ya se terminó y como todo esto de las ideas es una excusa para hacer un coctel, jejejeje, pues hoy toca sorbete de mojito. Os voy a contar la verdad de los cocteles.  Una de las clases que mas me interesaban en el congreso en Madrid era la clase de cocteles, hasta medio nos colamos para poder asistir, pero para mi sorpresa, la clase de la mañana se suspendió sin previo aviso. Imaginaros mi cara de decepción, con lo que me gustan a mí los cocteles!!! Pues nada, que la chica que daba el curso, muy maja ella, me dejo echar un ojo a las recetas, y yo, armada de cámara de fotos, fotografié todas las recetas (jijijijiji) y hay por ahí una “Maris” a las que les debía estas recetas de cocteles, así que este mojito va a su salud. Va por vosotras chicas!!!

Sorbete de mojito


Ingredientes
  • 3 limas (o dos limones pequeños)
  • 330g de agua
  • 1 lata de soda (7up te sirve)
  • 130g de azúcar
  • 110g de ron blanco (la receta pone entre 80 y 100 pero queda bastante flojo)
  • 10/20 hojas de hierbabuena
  • 800g de hielo



Preparación
1. Echar las limas bien limpias en el vaso junto con el agua y triturar unos segundos con unos golpes de turbo. Colar y reservar el líquido.

2. Aclarar el vaso.

3. Verter el liquido reservado y añadir la soda, el azúcar, el ron la hierbabuena y el hielo y programas 45 seg en vel 6.

4. Servir en un vaso corto decorando con alguna hoja de hierbabuena y una pajita.

Estas cantidades dan para unos 6 mojitos, aunque eso va a depender del tamaño de tus vasos y de la sed que tengas, porque en mi caso nos lo tomamos entre dos….jejejeje…no lo iba a tirar!!! J



Fuentes: Agradecer a Vero su préstamo de las tartaletas de chistorra que estaban realmente buenas.  Sorbete de mojito: Vorwerk

sábado, 21 de abril de 2012

¿Vale la pena la Thermomix?

¿Thermomix sí o no?
Ya son varias personas las que me han preguntado sobre este tema: amigos, familiares, gente que visita el blog, gente que tiene dudas… así que me he animado a hacer una entrada sobre ello.


Los que hayáis empezado a leer esto, pensaréis: “una persona que tiene un blog en el que el 90% de las recetas son con TM (no lo he calculado) ¿cómo va a decir que TM no?”, bueno, pues aunque os parezca increíble, sí, yo puedo decir Thermomix no.

Partamos del hecho que soy una persona normal, con prácticamente nulos conocimientos sobre cocina, técnicas  y procedimientos culinarios y que mi máxima aspiración a la hora de hacer la comida es que esté bueno, si encima está presentable y bonito, pues mejor, pero quien me conoce (y por lo que habéis podido ver en el blog) sabe que ni la estética ni las manualidades ni la fotografía son lo mío.
¿Qué quiero decir con que no tengo conocimientos culinarios? que todos los procedimientos ortodoxos sobre cocina como “el pulpo se tiene que asustar 3 veces para que quede tierno”, pues que yo no sé ni si son 3 o 5, lo que sé es que me gusta que el pulpo esté bien hecho cuando me lo vaya a comer, y como con eso, con todo: bien hecho y sabroso, no pido mucho más. A todo esto, concretamente en la TM no he hecho pulpo.

En fin, vayamos al grano con los briconsejos sobre la TM

Ventajas de la TM
  • Ocupa poco
  • Te permite coger una receta que te guste, seguir los pasos y acabar comiendo lo mismo que en la foto (para mí eso ya lo vale todo, pero seguimos con el tema).
  • Permite a gente que no tiene ni idea, quedar como un chef cuando vienen invitados.
  • Es muy limpia porque manchas muchos menos cacharros, pero esto tiene un pero: es “casi” cierto que no necesitas tabla de cortar. Digo casi porque pica la cebolla, el pimiento, la zanahoria etc, que es un lujo, pero siempre necesitamos antes una tabla o un plato previamente para pelar o hacer la pieza en los trozos que pueda trabajar la máquina. Por otro lado, el hacer y triturar las cremas ( de verduras) en el mismo recipiente, para mi es un punto importante (si tengo que sacar la batidora, no las hago).
  • Tiene la balanza integrada, así que se pueden añadir los ingredientes sin haberlos pesado previamente ya que la máquina te va indicando el peso añadido.

Desventajas de la TM
  • Es cara (casi 1000 euros cuando estoy escribiendo esto).
  • Solo viene con un vaso (y el segundo vale casi 200 euros completo): para el precio que tiene, podía venir con 2 porque a veces, echas de menos no tener uno para los levados o al menos, no tener que fregarlo inmediatamente.
  • No es un horno (hay recetas, como la lasaña, que requieren acabarlas en el horno).
  • Las recetas (incluídas las de este blog) suelen ser para 4 personas, para bien o para mal: o nosotros comemos mucho, o creo que 6 personas en casa no pueden comer con lo que sale del vaso (5 aún podría ser). Y por otro lado, si vives o comes solo y sigues las recetas, tienes que tener un congelador muy grande para almacenar las raciones extras. No obstante, en el blog Recetario Canecositas dicen que la mayoría de recetas son para 2 personas.
  • No lo hace todo bien perfecto y maravilloso como anuncian en la casa oficial. Hay que saber sus limitaciones.
  • Aunque en la que venden ahora todo se puede meter al lavaplatos, yo no lo hago y las cuchillas, a mano son un poco engorrosas de limpiar.
  • Las recetas "oficiales" llevan mucho aceite y poca cebolla. Yo lo cambio siempre.
  • La espátula que viene de serie rebaña muy mal (es muy rígida) y casi que solo sirve para sacar el cestillo (aunque justo para eso viene muy bien). Afortunadamente, hay otras en el mercado paralelo :p.
  • No es programable. Se están haciendo famosas unas ollas programables en las que se lo dejas todo metido y puedes decirles la hora en la que quieres que empiecen a cocinar para llegar a casa y tener la comida lista y calentita. Esto la TM no lo tiene, lo cual puede ser una desventaja para alguna gente, aunque yo sinceramente, solo me parece un avance para el invierno porque con "los calores" de la primavera y el verano a mi no me gusta mucho dejar la comida toda la mañana o toda la tarde fuera de la nevera y que se cocine 3 o 4 h después... llamadme maniática :s.

Recetas que salen bien (o muy bien) en la TM
  • Arroces caldosos y risottos
  • Sofritos con o sin carne: pisto, salsa boloñesa, tomate con cebolla frita… cualquiera
  • Pasta, tanto hervirla como con salsa
  • Cremas de verduras (geniales para el invierno)
  • Lentejas y alubias (y creo que el resto de legumbres, lo que pasa es que a mí no me gustan mucho :s)
  • Bechamel y crema pastelera
  • Pollo (chilindrón, pepitoria, a la cerveza, a la cocacola…)
  • Cocina al vapor de pescado, verduras u hortalizas, pero solo lo recomiendo si debajo estás haciendo una salsa o una crema, ponerlo a propósito me parece un malgaste de energía (aunque ni más ni menos que si se hiciera al vapor en la vitro, creo, pero vamos, que  para ponerlo solo, sin salsa debajo, se pone al microondas y listo)
  • Masas: pizza y quebrada (para la quiche)
  • Helados de frutas, batidos y sorbetes
  • Mermeladas (aunque yo no las he hecho)
  • Postres lácteos (natillas, cuajadas, etc)
  • Bollería (bizcochos, muffins y magdalenas) y repostería (montar nata, claras, bizcochos para tartas etc)

Recetas que no salen bien o que llevan mucho tiempo o faena en la TM
  • Carne al vapor (tipo pechuga): será muy dietético pero a mí no me gusta.
  • Salvo los rollos (de carne picada mezclada con  más cosas), no me gusta como “guisa” la carne roja: la he probado en un solomillo de cerdo a la naranja del libro imprescindible  y en la ropa vieja con carne de ternera que tengo en el blog y la verdad es que la textura es más que mejorable. Sin embargo, en VC tenéis unas carrilleras estofadas de cerdo que todo el mundo habla maravillas (pero tardan 1 h).
  • Hojaldre: ni mucho menos es una masa de mezclar, amasar (en la máquina) y listo. Tiene un protocolo largo y lento, que aunque te va a dar un resultado fantástico, para eso ya hay que tener muchas ganas de meterse en faena.

Preguntas típicas
  • ¿Nos vamos a poner como un tonel con la TM en casa? Pues a ver, si antes de tenerla no hacías 3 bizcochos por semana, no lo hagas ahora. Es como tener una tarjeta de crédito y fundirla el día 1 porque como no te lo quitan de la cuenta al momento, no te enteras. Todo con sentido común. Yo me veo en la necesidad (por una intolerancia alimentaria) de hacerme yo la repostería y bollería, con lo cual, me salva la vida, sin embargo, antes de saberlo, el límite estaba puesto: un bizcocho y un postre de cuchara (natillas, cuajadas, etc) por semana. Además, ya sabéis que la bollería se puede congelar, así que no es necesario comérselo todo en 2 días.
  • En casa no somos muy de bollería, ¿la voy a usar? Si, arriba os he dejado un listado de platos de diario que salen geniales con la máquina.
  • A ver que me aclare Marta, cómo va esto: ¿yo le echo todo y me voy? no, cuando estás haciendo una receta hay unos tiempos, así que hay que preparar los ingredientes y echarlos en los tiempos que te indica. Tiene un pitidito que suena cada vez que se ha acabado un tiempo. Mientras cocina y hasta el pitidito, sí, puedes irte.
  • ¿La lasaña me sale tal cual ya montada y gratinada? Pues no. La máquina te hace la bechamel y el sofrito, el montaje corre de tu cuenta, y luego hay que acabarla en el horno.
  • ¿El pan se hace dentro? No: el pan (o las masas) se hacen e incluso se levan (se dejan subir) dentro de la máquina, pero luego hay que darles forma o estirarlas fuera del vaso y hornearlos.
  • ¿Puedo tirar las sartenes, cazos, cazuelas y ollas? Definitivamente no. Las vas a usar menos, habrá semanas que ni las saques. Verás que la vitro te mira con cara de “¿hoy también te vas con la otra?” pero para mí hay dos cosas fundamentales que seguirás haciendo en los fogones: la carne y pescado a la plancha (pechugas, ternera, lomo, longanizas, mero, salmón etc) y el cocido madrileño y el guisado de ternera que lo seguirás haciendo en la olla exprés.
  • ¿Puedo irme a vivir a una casa que no tiene cocina y comer solo con lo que hace la TM? Si. No podrás gratinar o hacer algunos acabados en el horno pero es una solución estupenda.
  • Dicen que la TM se paga sola, ¿es cierto? A ver, depende. Actualmente los precios de la comida en el mercado (y más si compramos marcas blancas) son bastante bajos como para poder decir que vas a ahorrar tanto con la máquina como para que se pague sola. Si eres de los que se compran no solo las cremas de verduras o las natillas, sino hasta las raciones de paella o las patatas bravas, desde luego que dinero con la TM vas a ahorrar fijo, pero no hay que olvidarse que aunque poco (pelar, sacar los ingredientes de sus envases y echar las cosas dentro), algo hay que hacer. Pero (todo tiene un pero, sí)  si no lo ahorras en dinero, aun a cuenta con paga, lo ganas en salud: las de guarradas que nos comemos prefabricadas sin saber qué llevan, eso pasa a la historia.
  • Y la “refinitiva”: ¿cómo sé que no me gasto los 1000 euros y luego no la voy a usar? Eso no lo vas a saber nunca, por eso, sigue leyendo y a ver si entre lo que hay arriba y lo que hay abajo consigues saberlo.

Para quién la recomiendo
  • Para personas con intolerancias y/o alergias alimentarias (gluten, fructosa, huevo…), aunque solo sea una persona. El saber lo que  le echas a la comida y poder comer "de lo tuyo" es maravilloso: en mi caso, intolerancia a la fructosa y puedo comer postres, bollería y helados sin remordimientos ni dolores.
  • Cuando conviven o comen de 2 a más personas en una casa, sin importar edad: si es un bebé y un adulto, dicen que los potitos salen genial (y luego el bebé crece y pasa a ser un comensal más), si son dos adultos se hacen dos raciones y se congelan las otras dos. A partir de 2 personas, sin duda.
  • Para quien no tenga ni idea de cocinar y para quien tenga mucha. ¿Por qué los dos extremos? Porque si no tienes ni idea pero quieres comer algo más que lentejas de bote o pasta de sobre todos los días, te va a venir genial: miras  la receta, compras los ingredientes, los vas poniendo en el orden que te dicen y voilá, comida lista en el tiempo previsto. Por otro lado, si ya eres un gran cocinero, para empezar, posiblemente no te haga falta leerte esto, pero bueno, si dudas, es un complemento perfecto para casi todo (famosa frase de “si en todos los buenos restaurantes tienen hasta más de una, por algo será”, pues eso) aunque posiblemente te parezca una aberración la mayoría de recetas que se hacen en la TM (como cocer la pasta y la salsa de los macarrones todo a la vez y lo que sale de dentro, encima, está bueno).
  • ¿y qué pasa con la gente que ya sabe cocinar con la cocina tradicional, tiene sus recetas estrella, sus truquitos y sus “a mí esto no me lo cambies que me gusta cómo lo hago yo”. Pues la verdad es que a esa gente tengo mis reparos en recomendarla porque nunca sabes si vas a acertar o no porque como se manejan bastante en la cocina, en el día a día, igual dejan la máquina solo para cuando tienen invitados o para hacer una pizza, un helado o una crema de verduras 1 vez por semana… así que ahí nunca sé qué decir.

Para quién no la recomiendo
  • Para alguien que vive o come solo  (y no tiene intolerancias alimentarias) salvo que se haya pasado por el blog que os indico, Recetario Canecositas, y tenga claro que le gustan las recetas y que las cantidades se ajustan a sus comidas habituales.
  • Para quienes son, de forma habitual, 5 o 6 comiendo en casa: para mi gusto, se queda corta para hacer "el plato fuerte" de diario.
  • Como he dicho arriba, para quien ya tiene bastantes “manías” y maneras sobre cómo cocinar. No es que no la recomiende, es que no sé si recomendarla o no, porque 1000 euros, son 1000 euros.
  • Para quien no quiere ni arrimarse a la preparación de una receta: en ese caso, seguid comiendo de bote, de fiambrera de casa de los padres o los abuelos, del bar del trabajo o del “comidas para llevar” de debajo de casa.
  • Para quien tenga clarísimo que solo le gusta hacer cosas a la plancha y que las salsas, los sofritos, las cremas y demás, son para otros.
  • Para quien quiera usarlo solo como una vaporera (en los chinos venden unas de bambú posiblemente por menos de 10 euros).

Y bueno, creo que ya os he contado todo lo que os podía contar. Yo os digo que antes de decidir tenerla,  lo que tenía claro era que no quería pagar lo que vale por una máquina que me hiciera pizzas, bollos y helados, y desde luego, no ha sido así, pero el decidir si la vais a usar o no y si se convierte en un azulejo más de la pared de la cocina, ya está en vuestras manos.

Por si acaso os puedo ayudar en algo más, aquí os dejo además, 3 blogs muy interesantes en los que podéis ver, en los dos primeros, recetas con y sin TM y en el último, mi blog de cabecera, recetas casi exclusivamente con TM.

Ah, y obviamente, como puede suponerse, yo estoy encantada con la máquina, sino, este blog no existiría. Si a mi ahora mismo me la quitan os aseguro que voy corriendo y robo otra :p. Pero que yo la use tanto no quiere decir ni que sea la persona que más la usa ni que todo el mundo vaya a sacarle tanto partido. Simplemente os he dejado todas las ideas derivadas de las preguntas que yo misma me hice en su momento o que me  ha hecho la gente y espero que pueda servir para que la gente se decida tanto en un sentido como en otro. Es cierto que el NO es en pocos casos, sí, cierto, pero también es cierto que si alguien no se la quiere comprar o ni siquiera se le ha pasado por la cabeza, no estaría leyendo esto.

Si ya después de esto no sabéis si la queréis o no, yo pasopalabra.

Por cierto, quien me conozca ya lo sabe, pero para quien no me conozca, ni trabajo en la casa que la vende, ni ningún familiar mío la vende, ni me han dado nada por contaros esto. Como todo lo que hago en este blog es, por amor al arte y por ver si ayudo a alguien con mis desvaríos ;).

miércoles, 18 de abril de 2012

Tarta de chocolate y naranja al ron. Los miércoles cocina Amara.


Como me gusta meterme en líos!!! Aunque en este caso valió la pena.
Yo no soy de dulces, soy más de salado y cada vez que tengo que hacer una tarta me vuelvo loca y loqueo a los que tengo al lado. Pues bien, el sábado fue el cumpleaños de mi amiga, mi hermana mayor (lo de mayor tenía que decirlo, no te me enfades Chuchu!!!) mi pañuelo de lagrimas, y claro, tenía que hacerle la tarta, pero quería hacerle algo especial, un regalo.
Después de buscar y rebuscar y preguntar a unos y a otros a ver si me entraba la inspiración divina, me acorde viendo una crema de naranja en el blog de Marina de que mi amiga cuando sale tomaba una copita de ron con zumo de naranja…..puede estar bien, pensé, manos a la obra, que tenemos mucho trabajo!!

Notas antes de empezar
- Dificultad: Media-alta. No es que sea difícil, pero son muchas cosas
- Tiempo: Para mi poca paciencia, mucho!! No sé, en total sin tiempos de espera y de enfriado unas 3 horas o más.
- ¿Para cuantos?  Nos la comimos entre 15 y raciones generosas.
- ¿Para cuándo? Para una celebración, aunque la decoración es opcional, la puedes dejar solo con la cobertura de chocolate y decorarla con rodajas de naranja confitadas.


Ingredientes
Para los bizcochos (Hice dos, pero por separado, así que os pongo los ingredientes de 1 y sabed que necesitáis el doble)
  • 4 huevos
  • 120g azúcar
  • Una pizca de vainilla liquida
  • 100g de harina de trigo
  • 40g de cacao puro
  • Pizca de sal


Para la crema de naranja
  • 700g de zumo de naranja
  • 80g de azúcar glass
  • 50g de maicena
  • Ralladura de una naranja


Para el almíbar
  • 100g de azúcar
  • 1 vaso de agua
  • Ron al gusto (yo le puse un poco más de medio vaso)
  • 1 hoja de menta


Para la cobertura de chocolate
  • 200g de nata
  • 200g de chocolate de cobertura

Para el Buttercream de vainilla
  • 125g de mantequilla punto pomada
  • 200g de azúcar glase
  • Una cucharadita de vainilla liquida
  • Unas gotas de colorante (hasta que coja el color que más te guste)

Para las hojas de chocolate
  • Hojas de rosal o de camelia
  • 100g de chocolate derretido
  • 1 brocha


Preparación
Los bizcochos
0. Precalienta horno a 180º.
1. Pon mariposa en el vaso, los huevos,  el azúcar y la vainilla. Programa 6 min, 37º, vel 4. Pasado ese tiempo pon mismo tiempo y misma vel pero sin temperatura.
2. Añade la harina, la sal, y el cacao 4 seg vel 3. Quita la mariposa y termina de envolver con una espátula.
3. Vierte la mezcla en el molde y hornea unos 20 min. Una vez horneado deja enfriar en una rejilla.
4. Repite con el otro bizcocho y cuando estén fríos ábrelos por la mitad. Reserva.

La crema de naranja
Con TMX
Pon todo en el vaso y programa 10 min a 100º vel 3.
Sin TMX
También lo puedes hacer en un cazo a fuego medio y removiendo con una varilla hasta que coja el punto deseado.  Reserva.

El almíbar
1 En un cazo llevar a ebullición el azúcar con el agua y la hoja de menta. Cuando hierva, retirar del fuego y añadir el ron.

Buttercream
Con batidora (tipo minipimer, la normal)
Pon todos los ingredientes en un bol y mezcla con la batidora a una velocidad baja hasta que estén todos los ingredientes bien mezclados.
Con TMX
Pon  todos los ingredientes en el vaso y ponlo en vel 3 hasta que se mezcle todo.


Empezamos a montar
Ve alternando capas de bizcocho empapado en el almíbar de ron y crema de naranja terminando con una capa de bizcocho. La crema de naranja ponla mejor templada pero no fría, ya que cuando enfría se queda bastante consistente y entonces te sería más difícil manejarla….seguimos!!

Cobertura
1. Pon la nata en el vaso 3 min a 100º Vel 2.
2. Añade el chocolate 30 seg vel 3.
También puedes hacerlo llevando a ebullición la nata en un cazo. Cuando hierva le añades el chocolate y remueves hasta que esté completamente derretido.

Seguimos montando
Pon tu tarta sobre un papel de horno o una rejilla y cuando la cobertura este templada viértela por encima cubriendo bien los laterales con el chocolate que va cayendo ayudándote de una espátula.

Hojas de chocolate
Funde el chocolate y pinta las hojas con una brocha por la parte de atrás, o sea, por la parte fea de la hoja (las hojas bien limpitas!!) Mételas un buen rato en la nevera y desmolda con cuidado de no romperla.

El resto de la decoración ya es cosa tuya, yo pretendía hacer una ramo de rosas para mi amiga, pero lo de la manga pastelera no es lo mío…tendré que mejorar la técnica.

Dudas y comentarios  sobre esta receta
- Las flores solo eran decoración aunque estaban muy buenas.  Si quieres hacer tu tarta más sencilla puedes hacer solo un bizcocho y dejarlo solo con la cobertura de chocolate, estará igualmente rica.
- Los bizcochos puedes dejarlos preparados del día anterior, incluso puedes dejarla ya rellena y el día de “catarla” ponerle la cobertura y la decoración. Estará más jugosa con un poco de tiempo de reposo.

Bueno, nada más, que esta vez sí que me he liado bastante. Muchas gracias a Marina Blaukitchen por ser tan amable, por inspirarme y por animarme a hacerla. Me he quedado totalmente enamorada de su crema de naranja.

A mi amiga Chus, muchas felicidades…el año que viene mas, aunque mejor imposible!!!!

A vosotros: deciros que la foto del corte es del móvil y no dio para más porque la tarta voló y bueno, la foto de mientras hacía la cobertura es para que veáis la que lié y demostraros que, desde luego, lo mio es el salado.

Fuentes: Para el Buttercream, hice esta receta de Marina pero modificada a los ingredientes que yo tenía, en vez de frambuesa, los hice de vainilla. 

sábado, 14 de abril de 2012

Tarta de obleas y natillas

Aquí os dejo una tarta o postre que es, cuanto menos, curiosa. Desde que la vi en Cuinant la tenía en pendientes y la verdad es que no me ha defraudado. Esta vez me he mantenido bastante fiel a la receta y a penas le he hecho cambios, pero la próxima vez que la haga, no seré tan buena y le haré más, jajaja.
¿por qué ponerle cambios? Pues porque mi abuela (que fue una de las catadoras y en la que confío plenamente en lo que respecta a sus consejos culinarios) me ha dado una idea (que ya os contaré), y además porque aunque de sabor estaba de muerte (buenísima toda la combinación de sabores), de textura quedaba definitivamente curiosa ya que las obleas, al mojarse se quedan como blanditas... así que la próxima vez pondré más relleno para que quede más como "milhojas" no sé si me explico, es que sino, quedan muy juntitas las obleas y creo que quedarían mejor con más relleno de por medio (por eso os digo en el paso 6 que pongáis 3 cucharadas de relleno). En cualquier caso, insisto que de sabor buenísima (sino, no estaría pensando en repetirla).

Además, tiene dos puntos importantes que hace que den ganas de hacerla: no necesita horno (y cuando hace calor, lo que menos ganas dan es de encender el horno) y es superfácil: la única complicación que podría tener es el tema de la mantequilla pero si está a la temperatura que toca, esa supuesta dificultad, no existe. Por otra parte, el sabor es su punto fuerte: a parte que el sabor de las obleas me encanta (creo que le gustan a todo el mundo), el de las natillas más y el de las avellanas todavía más, así que: ¡a prepararla!.

Notas interesantes
- Dificultad: baja, aunque un pelín laboriosa.
- Tiempo: 10 min de las natillas + montaje  (15-30 min)+ 2h de nevera + 5 min de decorar.
- ¿para cuántos?: 10 personas con raciones normales, 8 si han comido poco y quieren mucho postre.
- ¿para cuándo?: definitivamente, una comida con invitados o si sois 4 o 5 en casa. Como postre de diario, si sois solo 2, lo veo demasiado.

Ingredientes
Para las natillas

  • 600g de leche
  • 120g de azúcar
  • 4 huevos medianos
  • 1 cucharada de esencia de vainilla


Para la crema

  • 125g de avellanas tostadas, peladas y troceadas
  • 200g de mantequilla en punto pomada
  • 60g de azúcar glass (pesado previamente)
  • 20g de ron añejo  (pesado previamente)

Para la decoración

  • Un paquete de 24 obleas
  • Crocanti de almendras (unos 50g)
  • Trufas o algún bombón que os guste y quede bien (la receta original llevaba Ferreros)

Preparación
Previa
0. Si no tenéis las avellanas troceadas, con el vaso limpio y seco, poner las avellanas y trocearlas en trocitos pequeños en posición vaso cerrado con golpes de turbo. Ir mirando a ver cómo quedan. Reservar en un bol grande a parte y rebañar bien el vaso con la espátula para que no sea necesario fregarlo para hacer las natillas.

De las natillas
1. Poner todos los ingredientes en el vaso y programar 8 min 90ºC V4. Al acabar, verter en un cuenco y reservar mientras se atemperan, pero NO meter en la nevera, necesitamos que mantengan el calor. Rebañar bien el vaso y continuar con la crema.

De la crema
2. Poner la mentequilla en punto pomada a trozos dentro del vaso. Programar 1 min V3. Parar la máquina y colocar lo que está pegado en las paredes sobre las cuchillas. Volver a programar 1 min en V3.

3. Programar la máquina en V1 sin tiempo ni temperatura. Ir añadiendo el azúcar glas por el bocal y luego el ron. Cuando esté más o menos integrado, parar la máquina, colocarlo todo encima de las cuchillas y volver a programar 1 min en V3.

4. A continuación, programar la máquina en V3 e ir echando las avellanas troceadas por el bocal. Una vez las hayáis echado, dejarlo en V3 hasta que estén integradas en la mantequilla esponjada (1 min aprox). Si lo creéis necesario, parar la máquina y colocarlo de nuevo sobre las cuchillas y seguir batiendo. No es un tiempo exacto, pero tampoco hay que tenerlo 10 minutos batiendo.

Mezcla y montaje
5. Verter la mezcla de la mantequilla sobre las natillas calientes reservadas y remover bien con una espátula para que se mezclen bien las dos "pastas". Una vez integradas, proceder al montaje.

6. Poner una oblea en el plato que vayáis a servir (proteger los laterales para que no se manche y si tenéis un aro de emplatar de ese tamaño o ajustable, mejor). Verter 2 cucharadas soperas (o mejor 3) y extenderlas bien con el dorso de la cuchara o con un pincel de silicona.

7. Repetir el paso 6 tantas veces como crema tengamos y acabar siempre con crema por arriba de la última oblea. Si os sobra crema y no obleas siempre lo podéis meter en la nevera y comerlo como unas natillas deliciosas.

8. Meter en la nevera 1-2h. Si la nevera es "no frost", taparlo sin que quede pegado, para que no se reseque la crema. Si es de las "normales", meterlo sin tapar ya que va a estar poco tiempo.

9. Cuando lo vayáis a comer, espolvorear el crocanti de almendra por encima y colocar los bombones elegidos en sus sitios estratégicos (para marcar raciones es buena opción). 

Y ya está, listo para disfrutar y sorprender... hasta que adivinen de qué está hecho, os podéis pasar un buen rato, jeje.

Notas
- ¿dónde se compran las obleas? Yo las compré en una cadena de Supermercados que se llama Más y Más. Parece ser que en Carrefour también las hay e incluso alguien dijo después (en Cuinant) que en mercadona las encontró. La verdad es que lo desconozco porque como ya las tenía, no he mirado en mercadona. Si pincháis sobre la palabra oblea veréis cómo es el paquete y la marca que compré (no sé si hay más).

- ¿qué es eso de la mantequilla en punto pomada? es mantequilla a temperatura ambiente. ¿como se sabe cuándo lo está? cuando hundes el dedo sobre ella y se marca. ¿cómo se consigue? en verano, en muy poco tiempo, pero en invierno o primavera, hay que sacarla de la nevera, pesar la cantidad que necesitemos y cortarla a trozos (un bloque de 200g en unos 8-10 trozos) y extenderlos por un plato. Dejarla fuera de la nevera durante 1-2 h.

- ¿por qué las natillas tienen que estar calientes? porque sino, no se integra bien la mezcla de la mantequilla con las natillas: si estuvieran frías de nevera como para comerlas, la mantequilla se quedaría hecha pegotes.

- ¿por qué no echamos directamente la mantequilla, el azúcar y las avellanas sobre las natillas hirviendo? pues la verdad es que no lo sé, yo me lo he preguntado, pero como la receta era así, me imagino que darle el punto de esponjosidad que se le da a la mantequilla batiéndola, mejorará la textura. En cualquier caso, como así queda bien la mezcla, no lo voy a cambiar.

miércoles, 11 de abril de 2012

Bica de Guitiriz. Los miércoles cocina Amara.


Esta receta es un regalo…resulta que cuando mi compi Sonia me regalo la harina de maíz, tenía claro que lo primero que quería hacer era una empanada de maíz, pero es que  tenia taaanta harina que necesitaba más recetas, así que le pregunte a una cocinera “de las de toda la vida”, a mi amiga Piqui Ces, una pedazo cocinera de su casa que conocí gracias a nuestro grupo de facebook y vecina de la Comunidad de VC. Pues fue ella la que me hablo de esta bica que tengo que reconocer que nunca había oído hablar de ella, pero es que además de regalarme la receta y de dejarme publicarla en el blog también me regalo la manteca de vaca…es que da gusto tener amigas así!!!!

Notas antes de empezar
- Dificultad: Media-baja…tiene el peligro de las claras, pero seguro que te sale.
- ¿Para cuándo?: Para cualquier momento, desayuno, merienda…un me paso por la cocina y me corto un trocito, jejejeje. Aunque es bastante pesada y contundente
- ¿Para cuantos?: Pues a mi aun me dio de sí, la mitad la lleve a la oficina, a ver si alguno se anima a comentarla que solo cotillean ;-)  desayunamos en casa y aun tengo un trozo. Unas 10 raciones bien.
- Tiempo de preparación: 20 minutos preparar la masa y 30 de horno

Ingredientes
  • 130g de manteca de vaca cocida o mantequilla clarificada (os lo explico más abajo)
  • 190g de harina de maíz
  • 10g de harina de trigo
  • 250g de azúcar
  • 6 huevos
  • Una pizca de sal
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • La ralladura de 1 limón


Preparación
Con TMX
0. Precalentar horno a 180º.

1. Poner la piel del limón en el vaso y triturarla 15 seg en vel progresiva 5-10 .

2. Pon la mariposa, echar la manteca a temperatura ambiente y el azúcar. 4 minutos, 37º vel 4.

3. Añadir las yemas y batir unos 10 seg en vel 4.

4. Incorporar las harinas y la levadura unos 5 segundos en vel 3. Echar en un bol y reservar.

5. Limpiar y secar bien el vaso y montar las claras:  claras, pizca de sal, mariposa y 6 min 50ºC V3y1/2, como explica Marta aquí, en el paso 1,  pero sin azúcar.

6. Mezcla las claras a punto de nieve con la otra pasta con movimientos envolventes para que no se bajen demasiado las claras.

7. Pon la mezcla resultante en un bol untado con mantequilla, espolvorea azúcar por encima y hornea 30 min.

Sin TMX
0. Precalentar horno a 180º.

1. Ralla la piel del limón.

2. Pon la manteca en un bol con el azúcar y la ralladura y mézclalo con la varilla de la batidora unos 5 minutos (la manteca tiene que estar blandita).

3. Añade las yemas y sigue batiendo, incorpora las harinas y mezcla con una espátula.

4. Monta las claras con las varillas.

5. Mezcla todo con movimientos envolventes y hornea 30 minutos.

Dudas sobre esta receta
- No encuentro la manteca de vaca, que hago??- Si no encuentras la manteca de vaca en el súper (suele estar en refrigerados)  lo puedes hacer con mantequilla clarificada. Para hacerla, coges la mantequilla y la cueces hasta que se ponga amarilla, la dejas enfriar para que se solidifique de nuevo y ya la tienes lista para usar, pero también podéis ver como la prepara Bea en este enlace


- ¿Sabe mucho a maíz?- Para nada!! Si es cierto que es un bizcocho muy contundente, que con un trocito tienes de sobra, que la harina de maíz es muy pesada, pero de sabor esta riquísima!! Queda un bizcocho color mostaza, con una textura diferente, como más seca o arenosa, pero jugosa al mismo tiempo.


- ¿Con que la puedo acompañar? Jajajajaja es que como decía más arriba, la lleve a la oficina, y un compañero me dijo que estaría buenísimo con un Málaga Virgen, jejejeje, y tiene razón!!! Yo me lo tome con un chupito de un licor de guindas, también regalo de Piqui, de elaboración propia, y si, baja mejor !!! Uno no hace daño!!! ;-)

- No me quiero ir sin darle las gracias a Piqui Ces por prestarme la receta, por la manteca, por estar disponible al teléfono para aclararme las dudas, por el licor, por un fantástico sábado en su casa compartiendo cocina y por ser una amiga excepcional!!! GRACIAS AMIGA!! 

lunes, 9 de abril de 2012

Brazo de Fabiola de cacao

Aquí os dejo una receta que, desde que se la vi a Marina, de Blaukitchen, sabía que la iba a hacer un día y ese día llegó más pronto de lo esperado. Si pincháis en el nombre del blog (haceros un favor y pinchad) veréis como con esa entrada retrocedéis unos 30 años en el pasado, con música ambiente y todo: ¡una entrada preciosa!

Mi caso: teníamos una comida en la playa en casa de unos amigos y eso implicaba no poder llevar nada "delicado" porque había que trasladarlo más de 1 hora en coche. A parte, éramos 4 y tampoco era plan de "cebarnos", así que pensé que esto era perfecto porque me permitía hacerlo el día anterior, el traslado era fácil y luego la presentación me parecía de lo más mono. De todos modos, no pude resistirme y preparé también unos Pasteis de Belem (de nata) por si nos quedábamos con hambre, jeje).

En cualquier caso, la receta de Marina era con café soluble en vez de con cacao, pero como en casa no somos muy cafeteros (bueno, más bien nada, no tenemos ni cafetera, cosa que los invitados se piensan que es broma, vaya desastre de anfitriones! jajaja pero es que siempre nos damos cuenta a la hora del postre, uuups!) decidí cambiar la crema de moka por crema de cacao. Por otro lado, ella lo hizo sin TM: yo he intentado adaptarlo cogiendo un poco de aquí y un poco de allí de varias recetas, así que espero estar a la altura, aunque con ella es casi imposble: ¡es una artista! (a parte de ser un encanto).

Por otro lado, ya de antemano pido disculpas por las fotos pero están hechas todas con la cámara de móvil  (me preparé la buena y me la dejé en casa) y con las prisas del directo, pues bueno, ¡han salido como han salido!.

Vamos con la receta y los briconsejos:

Notas antes de empezar
- Dificultad: baja-media. Y pongo media porque hay quien le tiene miedo a montar las claras, sino, sería cero.
- ¿para cuándo?: en principio, por la presentación y la cantidad, mejor para un día de fiesta, pero si sois 4 en casa, lo podéis tomar de postre o merienda un para de días y os quedáis tan a gusto.
- ¿para cuántos?: os diría 8 raciones pero está tan bueno que no sé si va a ser corto, jeje: nosotros entre 4 ¡¡casi nos lo acabamos!!
- tiempo de preparación: más que preparación es el montaje lo que quita tiempo, entre unas cosas y otras, 45 min aprox + 1 día de reposo en la nevera para que endurezca.
- no os asustéis por los pasos, que son muchos pero es porque lo he explicado con detalle

Ingredientes

  • 2 huevos (separadas claras y yemas. Nada de yemas en las claras, sino: adiós)
  • 1 rulo de galletas tipo maría
  • 50+50g de azúcar glas
  • 1 pizca de sal
  • 100g de mantequilla a temperatura ambiente y en trozos (no derretida en el micro)
  • 2 cucharadas soperas de brandy
  • 1 cucharada colmada de Cacao en polvo puro Valor (no conozco otra marca). Si fuera café soluble: una cucharadita de postre de café soluble.
  • Leche para mojar las galletas (200 ml aprox)
  • 50-100g de coco rallado


Preparación
0. Si no tenéis el azúcar, hacerlo glass: con el vaso bien limpio y seco, poner 200 o 300 g en la máquina (así ya tenéis para más veces) y programar V5-7-10 unos 30 seg. Esperar a que baje el humillo, reservar los 100g para la receta y guardar los otros 200g que sobran en una fiambrera hermética.

1. Hacer el merengue: con el vaso bien limpio y seco (fundamental o, como mucho sólo con restos de azúcar pero nada de grasa) poner la mariposa en las cuchillas y en el vaso las dos claras, 50g de azúcar glass y una pizca de sal y programar 6 min 50ºC V3y1/2. Ya tendremos las claras montadas: quitar la mariposa y reservarlas en un cuenco.

2. Sin lavar el vaso pero rebañándolo bien con una espátula, poner la mantequilla en el vaso y batir 1 min V3.

3. Parar la máquina y colocar la mantequilla que haya quedado en las paredes sobre las cuchillas. Programar otro 1 min V3.

4. Volver a poner la mantequilla sobre las cuchillas, poner la máquina en V1 y añadir los otros 50g de azúcar glas poco a poco para que se integre (si no fuera así, parar la máquina, colocarlo con la espátula y seguir con el paso siguiente).

5. Programar la máquina 30 seg en V3 para que el azúcar quede totalmente integrado en la mantequilla y  se ponga la mezcla con un color blanquecino.

6. En un cuenco poner las dos yemas, el brandy y el cacao. Remover bien con una cuchara para que se integre todo y el cacao se disuelva (más que disolverse, se hace un poco de pasta tipo nocilla jeje). Verter esta mezcla sobre la mantequilla y el azúcar y batir unos segundos en V3. Si no se integrase, mover un poco con la espátula y volver a batir unos segundos en V3.

7. Verter las claras que teníamos reservadas sobre la mezcla que tenemos en el vaso (mantequilla, azúcar, cacao, brandy y yemas). Batir 10 seg V3. Parar, recolocar sobre las cuchillas y batir otros 10 seg V3.
      Nota: con este paso, sí, se baja el "merengue" que hemos conseguido con las claras pero la textura esponjosa se mantiene, veréis que no se queda como una nocilla sino mucho más suave.

8. Volcar esa mezcla en un cuenco y acabar de envolver con la espátula si algo no hubiese quedado mezclado. Si no queda perfecto, no pasa nada.

9. Poner un cuenco (donde quepa una galleta y nuestros dedos) la leche fría.

10. Hacer capas: mojar galleta en leche (un segundo vuelta y vuelta), ponerla sobre una superficie plana y encima poner una cucharadita del merengue de cacao reservado, extenderla bien sobre la galleta y repetir el paso con otra galleta.

11. Para que sea más fácil trabajar, el paso 10 es mejor que lo hagáis en varios montones de 8-10 galletas que iréis reservando para luego juntar. Acordaros de RESERVAR 4-5 cucharaditas de mezcla para luego unir los montones.

12. Cuando tengamos las 4-5 "minitorres", montarlas todas en una, poniendo relleno entre unas y otras para que no quede ningún espacio vacío. Esto, para mi,  es mejor hacerlo en horizontal, con las galletas tumbadas y sobre un papel de plata que os permita trabajar y girarlas más cómodamente.

13. Cuando ya tengáis toda la torre tumbada y unida, seguro que os ha desbordado crema por los lados. Con una espátula o con el dorso de una cuchara, extender bien esta crema.

14. En el mismo papel de plata (si no lo habéis dejado hecho un desastre), envolved el rollo de galletas, dejándolo firme pero sin apretar demasiado, sino, sacaremos toda la crema de entre las galletas.

15. Meterlo en la nevera hasta el día siguiente para que endurezca.

16. Al día siguiente, desenrollar el papel de plata, poner el rollo en un plato, adecentar un poco la cobertura (porque se habrá quedado pegada al papel de plata parte) y decorar con el coco rallado (al gusto) por fuera. Si queréis le ponéis una franja o todo cubierto... eso al gusto, yo lo hice un poco, en plan rápido, ya lo véis :s.

17. Para servir y que se quede esa forma tan chula, cortar al bies, ya veréis como os preguntan ¿de qué es y cómo has hecho ese dibujo?. 

Espero que os haya gustado tanto como a nosotros y que lo hagáis... mira que los pasteles de belem están buenos, pues oye, un poco más ¡y no les hacen ni caso!

Gracias de nuevo a Marina por descubrirme este "postre/merienda" de su infancia que ahora va a ser el de mi treintena, jeje.



sábado, 7 de abril de 2012

Pasta con salmón y nata

Hoy os traigo una receta de pasta muy sencilla pero que a nosotros nos encanta, por lo rápida y lo bien que queda... ¿y qué tiene de especial? que lleva salmón ahumado y nata, dos ingredientes riquísimos, que combinados, son una trampa mortal, jeje.
Veréis que la receta tiene poco aceite y es porque el salmón ya es un pescado con mucha grasa, en cualquier caso, si os gusta que la cebolla se empape más, podéis añadirle otros 25 g. 
La explicación está hecha para que cozáis a parte la pasta y así es una comida más rápida aunque se ensucien dos cacharros, pero si no tenéis prisa y no queréis ensuciar otra cazuela, podéis hervir la pasta en el vaso de la TM cuando acabéis con la salsa.
Os dejo con la receta

Notas interesantes
- Dificultad: cero, como viene siendo habitual.
- ¿para cuántos?: depende de lo que os guste comer y si ponéis segundo plato o no, pero en principio, 100g de pasta por persona.
- ¿para cuándo?: nosotros la comemos como un plato habitual, de diario, pero en muchos restaurantes italianos te lo cobran a precio de oro (ni que el salmón os lo hubieran pescado adrede en Noruega para hacer el plato), así que, vosotros decidís.
- tiempo de preparación: si hacéis las dos cosas a la vez, unos 15- 20 minutos, sino, al tiempo de la salsa hay que añadirle el de la pasta.

Ingredientes (4-5 personas)

  • 1 cebolla gordita (250g)
  • 25g de aceite
  • 200g de salmón ahumado en trocitos
  • 400 ml de nata líquida
  • 400-500g de pasta
  • agua
  • queso rallado para espolvorear


Preparación
1. Poner una olla o cazuela con agua a hervir. Cuando hierva, echar una cucharadita de sal y un chorro de aceite. Echar la pasta y cocerla de la manera habitual. (Si no tenéis prisa, podéis hacer la salsa, reservarla y sin lavar el vaso, cocer la pasta según las instrucciones de la máquina y de la pasta). Cuando esté en su punto, escurrirla y volcarla en una fuente echándole un chorro de aceite por encima y removiendo bien para que se impregne, así evitaremos que se pegue la pasta. Mientras se hace la pasta, hacemos la salsa.

2. Pelar la cebolla, cortarla a cuartos y echarla en el vaso. Trocear 5 seg V5. Bajar los restos con la espátula.

3. Verter el aceite y sofreír 9 min 100ºC V1.

4. Añadir el salmón ahumado en trocitos y rehogar 2 min 100ºC giro izq, Vel cuchara.

5. Verter la nata y cocer 5 min 100ºC, giro izq, Vel cuchara.

6. Cuando acabe el tiempo, verter la salsa por encima de la pasta reservada y espolvorear con queso rallado por encima.

Fácil y rápido y nos soluciona una comida de una forma buenísima.

miércoles, 4 de abril de 2012

Ideas para fiestas I. Los miércoles cocina Amara.

Llegó la primavera, y con la primavera, no sé a vosotros, pero a mí me apetece más salir y disfrutar de los amigos, pero ya sabemos que la economía no está para grandes lujos, así que, qué mejor manera de disfrutar que organizando fiestukis en casa???  Los que me conocéis, ya sabéis que me encanta hacer fiestas y cenas con los amigos, y en esta época del año que se acumulan los cumpleaños más. A la hora de organizar una fiesta, soy muy muy práctica, osea, cosas fáciles pero aparentes, quedar bien con un presupuesto ajustado y  sobre todo, fácil de recoger!! 

Una de las cosas más importante en una fiesta: la comida. Si somos muchos y la fiesta es de pie, tipo buffet, lo más practico es hacer porciones individuales y fáciles de comer. Por ejemplo, un montadito con demasiadas cosas encima corre el peligro de terminar en el suelo o de desmontarse al primer bocado. No tenemos porqué  complicarnos, como dice Marta, a veces, las cosas más sencillas son las que más triunfan.


Te voy a poner un  ejemplo, una tortilla…a estas alturas, no os voy a enseñar a hacer una tortilla, que cada uno haga la receta que más le guste. Fríe la patata con cebolla, sin cebolla, con chorizo, con queso, pimiento, con lo que quieras. Una vez frita, mézclala con el huevo (yo le pongo una puntita de levadura en polvo) , pero en vez de cuajarla en una sartén, pinta unos moldes de magdalena con aceite, ponlos en una base más rígida para que el papel no se “esparrame” y hornea unos 10 minutos a 180º, hasta que pinches y este cuajada a tu gusto…y voila, unas ricas magdalenas de tortilla listas para sorprender a tus invitados!!!!
La tortilla de la foto la hice con las patatas al microondas que puedes ver pinchando aquí, solo le añadí un poco de cebolla y lo mezcle con 5 huevos, sal y la puntita de levadura y la verdad es que quedaron bastante buenas y con menos grasa que friendo las patatas…ya sabéis que Marta y yo somos iguales en ese, que la sartén la tenemos para cuajar tortillas y ahora ya ni para eso!!!!



Otra de las ideas cómodas, fáciles y prácticas para un buffet de fiesta son los sándwiches. Hoy en día en el mercado tienes infinidad de cortadores con formas para presentarlos de una forma divertida y original, y convertir un simple “bocata” en un bonito aperitivo, como este con forma de corazón que me regalo mi amiga Mariló… no me digáis que no queda bonito un simple sándwich de jamón con tomate así presentado!!!  

No sé si a vosotros os pasa, pero cuando tengo una fiesta con mucha gente, acabo tirando vasos llenos porque los dejamos por ahí y después no sabemos cuál es el nuestro. Al final acabas desperdiciando vasos, bebida y de todo, y el tema es que la fiesta nos salga bien de precio!! Para que esto no pase, pongo vasos de plástico y con un rotulador permanente les pongo los nombres de los invitados. Además, hay unos permanentes plateados (en librerías)  que quedan muy bien y puedes personalizar los vasos como quieras.



Y qué es lo que hace falta para animar una buena fiesta??? Un buen cóctel!!! Os apetece un daiquiri de fresa??? Sé de una chica morena de pelo corto que ahora mismo está levantando la mano, jejejeje. Pues bien, toma nota:


Daiquiri de fresa
Ingredientes
  • 70g zumo limón
  • 70g soda (gaseosa o 7up también te sirve)
  • 40g de azúcar
  • 100g de ron blanco
  • 300g de fresas congeladas
  • Fresas para decorar
Preparación
1. Pon en el vaso el limón exprimido, la soda, el azúcar y el ron y programa 15 seg vel 5.
2. Añade las fresas congeladas y tritúralo todo durante 30 seg en vel progresiva 5/10.
3. Sirve en las copas y adorna con una fresa.¡¡ Listo!!

Este cóctel también lo podéis hacer con una batidora americana.

Ésta es solo la primera parte de ideas para fiestas, que tampoco os voy a escribir aquí un testamento…la próxima semana más y mejor y con más recetas de cocteles que ahora que llega el calorcito apetecen mucho más, verdad?

Feliz Semana Santa a todos y si viajáis…dejar el daiquiri pa’ luego!!! 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...