sábado, 25 de mayo de 2013

Tarta cuajada de queso con mermelada de fresa



Después del gran parón que tuve que, como os llevo diciendo, viene explicado por la sencilla razón  #nodoyabastocontodo, por fin llegaron las vacaciones de Pascua que me permitieron cocinar un poco (algo más que para sobrevivir) y hacer algo diferente... y sí, la hice en Pascuas y os la traigo ahora: razón: ¿os acordáis que os digo que tengo recetas sin foto y esas fotos sin receta? Pues esta es una de las recetas sin foto, así que me tuve que esperar a repetir la tarta la semana pasada (y esta vez fue en formato vasito) para poderle sacar una foto medio decente de la que no estoy muy orgullosa pero que mejor que la otra que tenía, sí que es :s.

Os cuento: después de una tarde repostera en la que había hecho un fiasco de bizcocho y un éxito de galletas de avena y chocolate (¡como no! qué vicio les he cogido), quería llevar el postre a casa de unos amigos pero no tenía más ganas de horno, así que cogí un poco de aquí y un poco de allá, inspirándome en una y cien recetas y al final salió ésto. Sinceramente, un éxito. Tanto, que como os digo, la he repetido hace nada y sé que se convierte en una fija de los postres para prisillas.


Antes de ponerse a crear
- Dificultad: ninguna. Solo un poco de paciencia entre una parte y otra.
- Tiempo: de manos muy poco, pero para poderla comer, ha de ser de un día para otro o al menos unas 4h.
- ¿para cuantos?: 8 raciones mínimo
- ¿para cuando? Si lo haces en vasitos mini hasta puede ser un postre de diario, pero por lo calórico que es, mejor dejémoslo para una celebración.

Ingredientes
Para la base
  • 200-250g de galletas (napolitanas, digestive, maría...)
  • 70g de mantequilla
Para la cuajada
  • 75g de chocolate blanco
  • una tarrina de queso de untar (tipo philadelphia), unos 300g
  • 400g de nata (usé de montar pero podéis usar la que queráis)
  • 225g de leche
  • 100g de azúcar
  • 2 sobres de cuajada
Para la mermelada
  • 500g de fresas lavadas, secas y sin rabito.
  • 30g de zumo de limón
  • 380g de azúcar
  • 3 hojas de gelatina (cola de pescado) disueltas en agua.

Preparación
La base
1. Poner las galletas en el vaso y triturar en V5-7 hasta que estén hechas polvillo (unos 7 seg).

2. Añadir la mantequilla troceada y derretirla 2 min 100º V3.

3. Cuando ya esté detterida y mezclada, echar la mezcla de galletas y mantequilla en el fondo del molde para formar la base, y apretarla bien con el cubilete o con el revés de una cuchara. Meter a la nevera o congelador mientras hacemos la cuajada.

La tarta cuajada
4. Poner el chocolate en el vaso y  trocear unos segundos V4.

5. Añadir el queso de untar, la leche, la nata, el azúcar y los sobres de cuajada y batir 10 min 100ºC V3.

6. Cuando acabe el tiempo, verter esta mezcla con cuidado sobre la base de galletas (para no destruir la base lo mejor es echar la mezcla sobre el dorso de una cuchara para que de ahí caiga a las galletas).

7. Dejar enfriar 1h aprox fuera de la nevera y luego meter en la nevera 3 o 4 h hasta que se endurezca.

La mermelada
8. Poner las fresas en el vaso y trocear 3 seg V4 (aunque las troceéis poco, luego con la cocción se desintegran, al menos a mí).

9. Añadir el azúcar y el zumo del limón y programar 20 min 100º V2 sin cubilete y con el cestillo en su lugar. VIGILAR que no se ponga a salpicaros media cocina. Si fuera así, pasar al paso 10, pero añadiendo los minutos que falten de este paso.

10. Programar 10 min 90º V2.

11. Programar otros 3 tiempos de 10 min 100º V2 para que en total esté unos 60 min. Cada vez que acabe el tiempo, parar la máquina y mirar la mermelada: si estuviera al gusto, podéis dejar de cocerla.

12. Antes de que acabe el último tiempo y ya suponiendo que no va a espesar lo que queremos, disolver 3 hojas de gelatina en un cuenco con agua.

13. Cuando acabe el último tiempo de cocción, añadir la gelatina disuelta a la mermelada y batir unos segundos V3.

14. Verter la mermelada en tarros y dejar una parte en un cuenco para usarla luego para en tarta.

15. Dejar que se atempere la mermelada unos 15 min para que ya no queme y cuando aún esté líquida y caliente, verterla con cuidado sobre la tarta cuajada. Dejar que se enfríe unos 30 min fuera de la nevera y luego meter en la nevera hasta el día siguiente ( o unas 3-4 h).

16. Servir en porciones y quedar como un rey/reina (por las calorías y por lo buena que está).

Notas
- ¿es necesario hacer la mermelada? Obviamente no. Si queréis, hay mermeladas muy buenas en los supermercados que podéis comprar y echar cuando la tarta ya esté fría, así es una complicación menos... pero es que me hacía ilusión hacer mermelada después del éxito de la mermelada de tomate que hice en navidad y que aún no os he colgado.
- ¿se le puede poner otra cosa encima que no sea mermelada? Sí, podéis ponerle caramelo líquido o chocolate derretido (incluso sirope) y también quedará buena... ¡o lacasitos! lo que queráis!
- las explicaciones están en formato tarta y yo lo he hecho en vasitos: sí, los pasos son los mismos. Sólo cambia el cómo se sirve.
- Entonces, ¿cuanto tardaría en hacerlo? Si os ahorráis el paso de la mermelada (tanto porque no la hagáis como porque pongáis otra cosa) es una de esas tartas que con 15 min de tu tiempo y unas horas de reposo, a penas "pide pan".
- ¿Se puede trasladar sin frío? Sí, la ventaja de la cuajada es que, una vez ha cuajado, luego, no es que la podamos poner al sol pero simplemente con tal que se mantenga algo fresca, la tarta sigue estando perfecta (yo me llevé el año pasado una parecida a la playa y aguantó como una campeona con una nevera normalita y solo un bloque de hielo).
- y... poco más: ¡hacedla y me contáis!

¡Espero que os guste!




8 comentarios:

  1. muy rica ¡¡¡ a mi me gusta mucho el formato en vasitos ,lo veo muy cómodo a la hora de consumir....besotes y feliz finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Débora!
      A mi también me gusta la presentación en vasitos. Es muy cómodo para repartir y también para transportar cuando no lo comes en casa... así que a hacer acopio de vasitos jeje
      Besos!

      Eliminar
  2. Marta cómo me alegro de volverte a ver en mis correos, te echaba en falta.
    Soy la mamá de Silvia (la Fe), seguidora de tus comiditas , comprendo que un blog como este te lleva tiempo que a veces es escaso pero no nos abandones aunque sea una vez al mes. Gracias, guapa.
    A mi también me encantan los postres en formato-vasito quedan estupendos. Me apunto este. Un besito. Maite

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mayte!!
      Que ilusión que me escribas!
      Silvia siempre me decía que me seguías pero que no escribías porque igual no te aclarabas! Oleeee! me gusta mucho verte por aquí!
      A mi la verdad es que también me sabe mal teneros abandonados, pero como he dicho en otro comentario, lo primero es lo primero y ahora al cambiar de trabajo, no me queda tiempo para nada... solo trabajar y salir de vez en cuando! que sino respiramos, no vivimos!
      De todos modos, como tú dices, espero por lo menos traeros cositas una vez al mes.. además, ahora vienen 2 o 3 cumples (incluído el mío) así que aunque la foto sea regulín (jajaj, ¡es mi cruz!), espero poderos traeros los postres y las cositas que haga
      Muchos besos!!!

      Eliminar
  3. Chiquilla!!! Pero donde te metes??? Qué se te echa de menos!!! Y me encanta esta receta porque es rápida y con ingredientes que tenemos siempre en casa. Muchos besos y vuelve pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje
      Pues nada, que trabajo nuevo, vida nueva = tiempo cero!
      Yo también os echaba de menos, pero es que no llego a todo! aaaarg!
      Bueno, como he dicho por ahí arriba intentaré venir de vez en cuando y traeros algunas cositas ahora que viene el buen tiempo y proliferan las celebraciones
      Esta tarta es brutal... y se hace en nada. Ya verás si la haces como triunfas como la cocacola ;)
      Besos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...