lunes, 2 de abril de 2012

Trucos: congelar la bollería es posible.

Esta entrada la hago a raíz de las numerosas personas que me han preguntado por este tema.
Me imagino que somos muchos los que nos gusta disfrutar de un bizcochito recién hecho en casa pero, o somos pocos en casa (incluso uno) y los bizcochos generalmente están pensados para mucha gente, o estamos cuidando la dieta y nos apetece darnos un caprichito solo de vez en cuando.

Claro, si resulta que tenemos un bizcocho que lleva más de 200g de harina, o unos muffins que suelen salir unos 10 o 12, aunque esté todo buenísimo, si el bocado va acompañado de un cargo de conciencia irremediable, pues como que no sabe igual.

Ante esto, ¿qué podemos hacer? Congelar la bollería. Hasta ahora lo he probado en numerosas recetas: el bizcocho de griego, el bizcocho de naranja y pepitas de chocolate, los muffins de arándanos, los muffins de plátano, el bizcocho de calabaza, el bizcocho de calabacín, el bizcocho de galletas y chocolate, el bizcocho almendrado de coco, el chocovino, incluso hay quien me ha dicho que ha congelado la tarta crumble de pera (si pasáis sobre sus nombres, podréis obtener la receta). En todas las recetas que os digo, ha funcionado perfectamente.

¿Cómo lo hago? Muy sencillo.

  • Si es un bizcocho hay que cortarlo en las porciones que supongan vuestra ración habitual y congelarlas separadas por un trozo de papel vegetal unas de otras (porque sino, se pegan entre sí por la zona de la "miga", del corte), o bien, congelarlas separadas y luego, una vez congeladas, ya juntarlas. 
  • Esto del papel es un poco rollo... puede ser. Para evitarlo lo que hago es: cuando hago una pieza de bollería horneo una parte en formato bizcocho (lo que sé que me voy a comer en 2 o 3 días) y mientras el bizcocho se está horneando, el resto de la masa está en la nevera ya metida en las cápsulas de magdalenas y en su molde rígido (así conseguimos que suban más). Una vez se ha acabado de hornear (unos 20-30 min generalmente, dependiendo del horno), corono las magdalenas con un poco de azúcar (esto no es necesario pero les da ese toquecillo crujiente tan rico) e inmediatamente se van al horno (en el caso de las magdalenas el tiempo de horneado siempre es inferior, unos 10-15 min, hay que estar vigilando). Así las magdalenas suben como la espuma y además tengo los dos formatos.

Una vez tengo los dos formatos fuera del horno, los dejo enfriar de la manera habitual (10 min sobre la rejilla pero dentro del molde, ya fuera del horno) y cuando acaba este tiempo, los desmoldo (los bizcochos del molde y las magdalenas del molde rígido en el que hemos metido los papeles) y ahí los dejo en la rejilla hasta que se enfrían totalmente (unas 2 horas).

Transcurridas las 2 horas de enfriamiento, el bizcocho lo guardo en una fiambrera hermética (o en una lata que cierre bien) y las magdalenas (o las porciones de bizcocho si es lo que queréis congelar) las meto, unas al lado de las otras, o incluso amontonadas (pero no quedan tan monas) en una bolsa de congelación con zip (cremallera), le saco bien el aire (a mano) y la meto al congelador. Las bolsas del ikea son las que más me gustan porque son se un material mucho más resistente que las del mercadona (por ejemplo) y aguantan muchos más usos sin romperse. Si la bolsa se rompiera, tiradla y poner una nueva, ya que si les entra el aire a nuestras magdalenas, se van a resecar un montón

Cuando quiero una magdalena o una porción de bizcocho
  • si lo sé con antelación (por ejemplo, sabes que la quieres para almorzar o para merendar) la saco a la hora del desayuno o de la comida y sé que en unas 2 h está descongelada.
  • por el contrario, si de repente me entran unas ansias de magdalena incontrolable, lo que hago es meterlas, de una en una en el microondas en la función descongelar: 1 minuto, la toco y si aún no está, 30 seg o 1 minuto más y así hasta que está descongelada. Obviamente el microondas no es una ciencia exacta y a veces, me paso y me como la magdalena calentita, pero en el caso de los muffins de arándanos me encanta porque se calientan más los arándanos y esa diferencia de temperaturas me pareció genial.


Y creo que ya está todo. Espero que os ayude a cuidar la línea y a moderaros en el consumo de bizcochos: solo cuando nos apetece y no por la necesidad de "se me va a estropear o se está quedando duro y reseco".

Por cierto: el truco no es mío, sino que me lo dijo alguien del grupo Cocinar con Thermomix. Puede que fuera una tocaya mía, pero sinceramente, no estoy segura, así que a quien me lo dijo, gracias, pero mis disculpas por no estar segura sobre quién fue.

24 comentarios:

  1. Muy interesante! yo no he probado de congelar bollería de momento pero es genial saber que se puede. Muchas gracias por los consejos!
    Besitos!
    Ladykath
    http://mis-dulces-pecados.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, ya lo sabes, las siguientes magdalenas que hagas, al congelador, aunque solo sea por probar, y a ver si te gusta el resultado.
      A mi me dan las dos y te aseguro que no lo noto.
      Besos y gracias por pasarte

      Eliminar
  2. Los muffins es que no duran, hija... pero para el bizcocho es estupendo. Hay que ver que bien te explicas, qué detallado... Bueno, que me tienes ganado!jejeje gracias por el truqui!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jiji, tú y los muffins, te he descubierto América eh!
      Pero es que mira que están buenos los dos, los de plátano y los de arándanos, totalmente diferentes pero mmmm, buenísimos!
      Me alegro que te guste este pseudotutorial, que la verdad es que, lo he intentado explicar al máximo, pero es taaaan sencillo que es casi imposible explicarlo mal, jeje
      Besos!

      Eliminar
  3. esta tarde muffins de arándanos y coca de nocilla al conge y listo los desayunos de estas pascuas que grande eres Martuki

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!
      Ya he visto que lo de los muffins de arándanos ha sido prueba superada y con nota! me alegro.
      El bizcocho de nocilla seguro que también te ha quedado rico.
      Muchas gracias por pasarte y me alegro que te haya valido el consejo!
      Besos!

      Eliminar
  4. Q bien Marta! Así es una gozada porque siempre tienes en casa dulces caseros. Si no hay q estar regalando siempre y no es plan, es una ruina!! Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alicia!
      Efectivamente, regalar es muy bonito y está muy bien, pero de vez en cuando! No podemos estar cocinando y regalando siempre que se nos va la economía.
      Así que con estas indicaciones espero que le hagáis un hueco en el congelador a vuestros bizcochos en vez de en casa de los primos jeje.
      Besos!

      Eliminar
  5. A mi la verdad es que no me da tiempo a congelar nada!! Tengo a un tragon como novio que debora todo lo que hago...se lo tengo que esconder!!! Pero esta bien...muy bien...se lo escondere en el conge!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, desde luego tú no tienes problema en que se estropee la bollería... pero bueno, en algún momento él también hará operación bikini, no?
      Si se lo escondes en el congelador seguro que por no buscarlo y descongelarlo, no lo come, ¡pobre!
      Besos!

      Eliminar
    2. No, no lo come, se baja al mercadona a por una bandeja de napolitanas para el solito....

      Eliminar
  6. Muy buenos consejos Marta,
    Yo suelo congelar las magdalenas y quedan perfectas.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!
      Ya lo sé, que tu congelador es como el de una pastelería industrial: que tienes de todo, jajaja.
      Por cierto, ¿puede ser que me dijeras que también congelabas los bizcochos con cobertura de chocolate?
      Besos

      Eliminar
  7. jajajajaja, a mí me pasa como a Amara, pero bueno, también acudo al congelador a veces, gracias por explicarlo tan bien!! Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, con tus dos bichos en casa, la verdad es que no creo que te haga falta congelar mucho pero bueno, a veces para hacer algo por adelantado para un día con gente en casa, también viene bien.
      Me alegro que te haya gustado el "tutorial"... aunque es tan fácil que no sabría ni si llamarlo así.
      Besos!

      Eliminar
  8. Hasta ahora me tocaba comerme a mi gran parte de los bizcochos porque mis chicos se emocionan al primer momento pero luego quieren variar.
    Qué bien, ahora podré congelar la mitad de los bizcoshos y así podré darme un capricho de vez en cuando...
    Gracias Marta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me ha coldado un perfil que no quería, Martya soy Pilar ( Alacena)

      Eliminar
    2. Jeje, yo estaba pensando: ¿y qué familia ha venido a verme?
      Hola Pilar!!
      Por lo que veo tus niños son al revés que en mi casa (que no somos niños, jeje): yo, como el bizcocho esté bueno, como y como hasta que se acaba... si no fuera por esa pequeña voz llamada conciencia, ¡madre mía!
      Pero desde luego, si abandonan el bizcocho después de primer bocado, lo mejor que puedes hacer es congelarlo, en porciones (recuerda) después del primer asalto.
      Besos!

      Eliminar
  9. No soy de congelar mucho y si se trata de reposteria menos!! más que nada porque no dura, jejejejeje. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mia Olga, no sé si eso de que no dure es una suerte o una desgracia!
      Mientras que no se os acumule en "las posaderas" es una suerte, jeje
      Ahora, tenéis que disfrutar de lo lindo comiendo, jeje, ¡quién pudiera!
      Bueno, de todos modos, si un día necesitas congelarlo porque tienes una fiesta o algo, ya sabes que se puede
      Besos!

      Eliminar
  10. Me encanta esa entrada guapa!! llevamos mucho sin coincidir, eh?? pero que sepas que te leo ;) Besos y gracias por tus consejos y recomendaciones!! muakkk.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!
      Yo es que últimamente voy un poco desconectada de todo, y gracias que actualizo el blog!
      Mira qué dia es y me doy cuenta que no contesté :s
      Bueno, me alegro que te gusten mis consejos y ya me dirás qué tal te funciona
      Besos
      Marta

      Eliminar
  11. Muy interesante, gracias por el truqui
    Por cierto, esas maddalenas estan impresionantes, que copete!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Loli!
      Espero que te sirva (si no lo conocías ya, que seguro que sí)
      Las magdalenas son las del bizcocho de griego... y sí, no sé que tienen esos moldes que las masas suben como la espuma (de hecho, a veces suben demasiado :s)
      Besos
      Marta

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...