sábado, 24 de noviembre de 2012

Brownilletas de chocolate blanco



Después del éxito que tuvieron en casa las anteriores brownkies o brownilletas (como las bautizó Alicia y así se quedan), decidí ir a por la segunda versión: la de chocolate blanco, también receta de el Monstruo.


Me iba a cenar con unas amigüitas también cocinillas (vamos, de la secta de la TM), las Felipe, y pensé que les gustaría tener algo dulce a la mañana siguiente... para compensar lo de la noche anterior, jeje.... así que dije ¿y por qué no? y a por ellas que me fui. Ésta vez sí que tenía todos los ingredientes y más tiempo para hacer y pensar, así que sufrí menos haciéndolas, pero en cualquier caso, son muy rápidas de hacer ¡y muy fáciles! Eso sí, volví a ponerle los cuernos a la TM y las hice a varillas... para poder compararlas realmente con las otras.

Notas antes de empezar
- dificultad: ninguna, quizá es una masa un poco densa, pero no hay problema.
- tiempo de preparación: entre la mezcla, el reposo y las 2 tandas de horno, 1h30-2h
- ¿para cuántos? a mi me han salido unas galletazas de tamaño más que considerable... así que no creo que una persona se coma más de 2: contad para unas 10-12 personas.
- ¿para cuándo? para un día especial, para regalar en un paquetito (como veréis al final) o para merendar todos los días un par... ¡cualquier excusa es buena!


Ingredientes (30-35 grandecitas)
  • 250g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100g de azúcar blanco
  • 1 cucharadita (tsp) de pasta de vainilla de Madagascar o 1 cucharada (tbsp) de vainilla líquida
  • 200g de chocolate blanco (yo uso uno en polvo, pero la receta original es con choco blanco normal)
  • 1 huevo L
  • 400g de harina
  • 1 cucharadita (tsp) de sal
  • 100g de chocolate negro troceado a cuchillo (o, si no tenéis paciencia, gotas de chocolate)

Preparación
1. Poner la mantequilla en un cuenco bastante grande y batirla  con las varillas hasta que esté a punto pomada.

2. Añadir el azúcar y batirlo de nuevo hasta que esté integrado.

3. Poner los 200g de chocolate blanco a trozos en un cuenco de cristal y fundirlo, en el microondas (o al baño maría) en tiempos de 30 seg, vigilando muy bien no nos pasemos y se nos queme. Cuando esté fundido, añadirlo a la mezcla de mantequilla y azúcar y batir de nuevo hasta que esté integrado.

4. Añadir el huevo y la vainilla y volver a batir.

5. Poner en un cuenco la harina y la sal y mezclarla bien. Volcarla poco a poco sobre la mezcla de mantequilla, chocolate y azúcar e ir batiendo para que se integre.

6. Añadir a esta mezcla los 100g de chocolate troceado y mezclar bien para que se reparta por todo. Este paso se mezclará con un tenedor o espátula.


7. Dividir la masa en cuatro partes (aproximadamente iguales, pero no hace falta pesarlas, no nos pongamos tan estrictos). Pasar una de las porciones de la mezcla a un trozo grande de film transparente, enrollarlo como si fuera un caramelo y hacerlo rodar por la encimera para que se quede la masa "apretada", sin agujeros y en forma de morcilla o salchichón (es nuestro brownichon jajaja). Hacer lo mismo con las otras  porciones de la mezcla y meter nuestros paquetes a la nevera durante 30m o 1h (yo lo he tenido 30m y 10 min al congelador), hasta que esté más o menos duro de manera que apretemos la masa y no se hundan los dedos en ella. Si veis la foto yo hice la mezcla en dos mitades solamente, y entre que el "rulo" sale grande y que luego crece la masa en el horno, yo os recomiendo que las hagáis más pequeñas porque sino ¡salen megagalletas!

8. Precalentar el horno a 180ºC y preparar 3 bandejas con papel de hornear

9. Con la masa ya refrigerada,  quitar el film que la envuelve e ir cortando rodajas de 0.5 cm aprox (medio dedo) como si cortásemos fuet. Ir colocando cada una de estas rodajas en una bandeja de hornear, separándolas bien ya que, por alguna razón, esta masa sí que crece un poco (a diferencia de las de chocolate negro, igual es por usar el chocolate en polvo, ¡no sé!).

10. Hornear durante 9-12 min a 180ºC. Al acabar el tiempo dejar la bandeja unos 5 min sobre una rejilla y luego transferir con cuidado las galletas a otra rejilla para que se acaben de enfriar.

11. Comer, disfrutar  y listo, ¡ya podéis comparar con las de chocolate negro! Pueden comerse recién hechas o dejar enfriar, eso va a gustos, pero personalmente me ha encantan calentitas, así que yo recomiendo seguir el consejo del monstruo y meterlas 20 seg, al máximo, al microondas antes de comerlas.



Dudas sobre esta receta:

- si queréis seguirla haciendo con TM (lo siento, es que tenía ganas de seguir usando las varillas y además, poder comparar) simplemente seguid los pasos de las cookies de Alicia PERO poned la mantequilla fría (porque se calienta con las cuchillas) y entre los pasos 6 y 7 añadir el chocolate fundido y batir unos segundos V3 hasta que esté integrado.


- ¿por qué uso chocolate troceado en vez de pepitas? Porque como os dije la otra vez, la receta del monstruo así lo indicaba y la verdad es que ese punto de irregularidad le da un toque diferente... a parte que es verdad: el chocolate que troceas sabes cuál es mientras que las gotas están hechas con chocolate "peor"... eso sí, hay que reconocer que las gotas son muy cómodas.


- ¿qué tamaño tienen? Depende de cómo hagáis el paquete en forma de salchichón: como os comento en   el paso 7, entre que a mi me ha salido grandecito y que además, crecen en el horno, cada galleta tiene un tamaño de unos 7-11 cm de largo... vamos, megagalletas, ¡que con una ya habéis merendado! Por eso recomiendo que las hagáis más pequeñas que yo, dividiendo la masa en 4 en vez de en 2.



- ¿Calientes o frías? Igual que con las otras, os va a tocar probar una de cada y decidirlo cada uno porque de los que las han probado, cada uno dice una cosa. Yo me sigo quedando, de todas todas, con las galletas calentitas y  los trozos de chocolate fundidos.



17 comentarios:

  1. Tienen una pinta exquisita y los paquetitos son una monada. Tus amigas se deben de haber quedado alucinadas.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que están muy buenas y los paquetes quedaron monos... aunque si vieras cómo decoran otras amigas, los mios te pareceran una birria jajaja
      Pero bueno, la intención es buena!
      Besos y gracias por pasarte!

      Eliminar
  2. Brownilletas?? jajajaja, ala, genial, si no tienen nombre me lo invento y me quedo mas ancha un ocho, jajaja, eres genial!!!! Me encantan las galletas, los paquetes, el nombre y tu ;)

    Besiñoooos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi no me mires que la que las rebautizó fue Alicia... y la verdad es que mola el nombre jajaja
      Los paquetes... bueno, son los primeros así que hay que mejorarlos, pero poco a poco. Yo de momento voy comprando washis jajaja
      Besos

      Eliminar
  3. Están de muerrrrrrrrteeeeee!!!! Doy fe y me pongo ahora mismo a hacerlas. Gracias por regalarmelas y "obligarme" a probarlas. Ahora ya no escapo de tus garras galletiles jeje... Eres un solazo, muaks!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, me alegro haberte metido en la rueda de las galletas... eos si, aviso que esto engancha y no vas a poder parar de hacer jajaja
      Tu si que eres un solete, bueno, y tu hermana también eh!
      Besitos!!

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Gracias chicos!
      me alegro que os gusten
      besos

      Eliminar
  5. Jope! Ahora me apetece hacerlas :D /y comerlas!!.

    Muchas gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje, no es para menos, con lo buenas que están...
      Gracias a ti por subir la receta y dar a conocer estos pequeños pecados jajaja
      Besos

      Eliminar
  6. Hola Marta, menos mal que acabo de desayunar, por que de buena gana te cogía unas cuantas brownilletas, que delicia!!!
    Mira por donde que te acabo de ver y ya me has enganchado a tus recetas, seguidora ahora mismo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Me alegro que te gustasen... pero si ese día ya habías desayunado, siempre puedes hacerlas para el día siguiente!
      Lo malo es que todos nos conocemos y el chocolate nos da cargo de conciencia jajaja, pero están taaaan buenas que pecar de vez en cuando vale la pena
      Bueno, me alegro que hayas llegado aquí y sobre todo que te quedes!
      Besos!

      Eliminar
  7. Hola, menuda pinta tienen, pero tengo una duda, tanto estas galletas como las brownilletas ....se pueden hacer sin huevo? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Perdona pero es que llevo unos días un poco ajetreados!
      El huevo creo que les da un toque crujiente a las galletas, así que en principio si lo que quieres es reducir la cantidad de huevo (y no se puede partir), lo que puedes hacer es poner esa cantidad (unos 60-70g) en leche, aunque quizá cambian de textura pero de sabor no van a afectar demasiado... sino, siempre puedes coger el huevo, batirlo un poco y echar la proporción que toque y el resto congelarlo o tirarlo.
      Espero que te sirva

      Eliminar
  8. Bueno, en realidad es que quiero hacer menos cantidad. Las galletas no salen de casa y se acumulan siempre en el mismo sitio de la misma persona. Jajaja

    ResponderEliminar
  9. Respuestas
    1. De nada!
      Al final las has hecho? cómo te han quedado?
      Yo la semana que viene haré más galletas! jajaja es que acabo de acabarme las últimas de avena ;)
      Besos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...