domingo, 15 de mayo de 2011

Moussaka de lentejas o lasaña de berenjenas

Este es el plato principal de mi segunda comida con invitados. Como ya os he contado, a diferencia de la primera comida, aquí el requerimiento era más fácil: nada de carne roja… así que el plato principal, en vez de ser algo de carne, que muchas veces es lo típico, me decidí por esta moussaka que ya habíamos probado antes. Para mi gusto es un plato muy original (la moussaka ya lo es) y con el que vas a sorprender a la gente (ese sofrito con las lentejas le da un punto), pero, por supuesto, no tiene por qué ser un plato de invitados. De hecho, la primera vez la hice sólo para nosotros dos y congelé el resto en porciones y quedó buenísimo… no sé si os he dicho que yo lo congelo todo: un día cocinas para 5 o 6 y así tienes congelado para 2 o 3 veces más… nunca es lo mismo que la comida recién hecha, pero hay que optimizar el tiempo, que es un bien escaso.
La receta la saqué del libro oficial A todo vapor, y la primera vez la hice tal cual, pero esta vez me ha apetecido cambiarla un poco, y la he hecho tal y como os cuento. Para que lo sepáis, los cambios principales son usar lentejas hervidas en vez de secas y la manera de "cocer" las berenjenas.

Ingredientes
  • 400g de lentejas hervidas (1 bote grande) lavadas y escurridas
  • 120g de queso parmesano o grana padano (esto es importante, cuanto más sepa el queso, mejor)
  • 3 o 4 placas de lasaña precocida (yo uso la Barilla que me encanta). Solo para cubrir una vez la fuente que tengáis.
  • 40g de aceite de oliva para el sofrito y unos chorros para las berenjenas
  • 1 cebolla grande (230g)
  • 3 dientes de ajo
  • 150g de pimiento rojo (medio)
  • 400g de tomates de pera pelados y troceados (o un bote de tomate natural troceado)
  • 2 berenjenas
  • 120g de vino tinto
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 y 1/2  cucharadita de sal
  • Un poco de pimienta
  • 40g de mantequilla
  • 500g de leche
  • 40g de harina


Preparación
0. Precalentar el horno a 200ºC.

1. Verter el bote de lentejas en un colador de rejilla. Lavarlas bien y escurrirlas. Reservar.

2. Poner las placas de lasaña en una fuente con agua.

3. Con el vaso bien seco, poner el queso a trozos y triturar hasta que se quede fino. Primero unos golpes de turbo y luego V5-7-10 (unos 5-10 seg). Reservar.

4. Cortar las berenjenas en rodajas circulares de 1 cm (aprox) y colocarlas dentro de una fuente que quepa en el microondas. Rociarlas con aceite de oliva. Meter el recipiente, con una tapa de microondas (de esas con agujeritos) y programar 5 min a media potencia. Comprobar el punto de cocción y repetir la operación tantas veces como necesitéis hasta que estén blanditas (yo necesité 3 veces de 5 min a media potencia y una última vez al máximo, total 20 min, mientras se hace el sofrito). Mientras se van haciendo las berenjenas, seguimos con el resto.

5. Verter en el vaso la cebolla a cuartos, los ajos, el aceite y el pimiento y trocear 10seg V5.

6. Añadir los tomates pelados y troceados y triturar 5 seg V5.

7. Añadir el vino tinto, el orégano, la sal y la pimienta y cocer 25 min Varoma giro izq, V1. (yo aproveché este calor para cocer las patatas que necesitaba para el Tatin parmentier, que ya os contaré)

8. Añadir las lentejas escurridas y programar 5 min Varoma giro izq V1.

9. Colocar las rodajas de berenjena en una fuente de horno. Una capa.

10. Verter por encima la mitad (o un poco más) del sofrito.

11. Poner la capa de placas de lasaña por encima del sofrito.

12. Poner otra capa de berenjenas y otra capa de sofrito.

13. Echar la mantequilla la leche y la harina en el vaso y cocer 8 min 90ºC (quitamos el giro a la izq) V4 para hacer la bechamel.

14. Añadir 60g del queso reservado sobre la salsa y mezclar 5 seg V4.

15. Verter la mezcla (bechamel con queso) sobre la última capa del sofrito de lentejas.
16. Echar el queso restante por encima y hornear  durante 30min a 200ºC hasta que el queso quede doradito.

Nota: el paso de la “cocción de las berenjenas puede cambiarse por hacer las rodajas de berenjena al vapor (como dice el libro), al mismo tiempo que el sofrito, pero la berenjena no me gusta mucho cómo se queda en el varoma, así que prefiero hacerla como os he contado.


Bueno, he de decir que una cosa muy importante en esta receta es un buen queso parmesano, que sepa mucho. El de esta vez no era tan bueno como la otra (es que la primera vez que la hice llevaba parmigiano regiano del bueno :p) y a Borja y a mi que ya la habíamos comido, nos ha gustado un poco menos. No es que estuviese mal, ni mucho menos, sino que la otra vez estaba mejor. Y lo segundo es que ha quedado un plato bastante bien, y no ha habido “quejas” por la mezcla rara… pero me consta que no ha sido lo que más les ha gustado. En fin, os cuento el resto del menú en próximos posts

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...