lunes, 29 de octubre de 2012

Galletas decoradas para Halloween. Todo lo necesario para triunfar con tus galletas.

Bueno, sabéis que no soy mucho de traeros nada para las celebraciones y días señalados, vamos, que voy un poco a mi rollo, jajaja (suele ser más que nada por falta de tiempo y que si hago algo, es en el último momento, así que ¡como para traéroslo por anticipado!).

En fin, esta vez no iba a ser menos... la verdad es que no pensaba poner nada de Halloween porque no suelo celebrarlo, pero como al final ayudé a una amiga a hacer estas galletas para su fiesta en casa, nos dimos un buen tute galletero y que creo que quedaron monas... pues mira, aprovecho y os las pongo, que encima aún hemos tenido suerte y os lo traigo con 2 días de margen: ¡¡guau! ¡¡todo un avance!!

De todos modos, creo que no os voy a descubrir nada: es una masa de galletas decorada con un poco de fondant (3 colores), un kit de glasa comprado  (realmente era un kit para decorar galletas que venía ya con unas galletas prehorneadas, que no son éstas, glasa más o menos hecha, mangas pasteleras y unas boquillas con el tamaño de la salida de una boca de metro :s ) y unos cristalitos de azúcar de colores.

A eso le sumamos que creo que era la tercera vez que yo hacía fondant y glasa y la primera que lo hacía mi amiga, que tuvo un curso intensivo de modelado y decorado de galletas esa misma tarde (encima impartido por mí, la "gran experta"... madre mía, menos mal que en su día tuve una buena maestra), sumado a una hija pequeña queriéndolo hacer todo y nosotras que le dejábamos hacer poco y además un grito de vez en cuando de "no leas el protocolo y pipeteaaaaaaa" jajaja (nada, no me hagáis caso, cosas de locas)... total, que como creo que han quedado bastante graciosas y que además esta recopilación de datos y procesos os pueden servir para animaros a los más cobardes en el tema galletil, pues os las enseño... para más inri las fotos (menos la primera) hechas con la cámara del móvil, en la cocina y la hora ni os la digo porque creo que aún sueño con galletas.


Necesitamos


Preparación

1. Día 1: preparar, amasar, estirar, reposar, cortar y hornear nuestras galletas como os explico aquí. Dejar enfriar las galletas en una rejilla durante 1 o 2 horas y luego guardarlas en cajas metálicas o fiambreras hasta el día siguiente. Os puede parecer poco, pero os aseguro que no lo es. Además, si hacéis la masa que os digo, son 3h de reposado en la nevera. Ya sabéis que si la queréis hacer blanca (no de cacao), simplemente es eliminar el cacao y poner esos 30g también de harina.

2. Día 2: el fondant: creo que mejor maestra no pude tener: Marina, de Blaukitchen, así que os dejo su tutoriales I y II, que para algo los hizo en su momento ;). Conforme vais teniendo el fondant pegado a las galletas, las dejáis en una rejilla o bandeja para que se sequen y poder pasar luego al paso 3: la glasa.



3. Día 2: la glasa: prepararla, colorearla y meterla en magas. Yo aprendí a trabajar la glasa  con Vicky, de Sucreart, otra gran maestra, así que también os dejo su tutorial. Como yo compro la glasa hecha, es a partir del paso 4 de la parte "decoración". Si usáis la glasa para hacer detalles como los ojos de los murciélagos, que van primero con glasa blanca y luego con negra, tenéis que esperar a que se seque la parte superficial de la blanca (1h aprox) para poner  la negra, porque sino, se os juntarán las dos.


4. Día 2: el cristal de azúcar: si queréis y tenéis, nada más poner la glasa, podéis poner encima  un poco de azúcar o cristal de colores comestible que le da un toquecillo... aunque al final, no sabíamos si nos gustaban más con cristal o solo con glasa.



5. Día 2-3-¿4? Dejar que se seque la glasa. La glasa, sobre todo si la ponéis tan gorda como la pusimos nosotras (ya os digo, fue un "tema boquilla": era la que había en el kit), os va a tardar mucho en secar, puede incluso que un par de días, así que hay que dejar  las galletas al aire sin ponerles nada encima. ¿Lo malo? Dejar las galletas al aire tanto tiempo hace que se ablande la masa... ¡pero es que todo no puede ser! Así que lo mejor es hacerse con una boquilla fina para no poner una glasa tan gorda.


6. Día 4-5. Empaquetar. Si queréis hacer la entrega de las galletas a los invitados, lo suyo es meterlas de una en una o de dos en dos (pero dándose la espalda, es decir, cada una con la cara hacia un lado) en bolsitas de celofán, a ser posible de uso alimentario (más sano) para que se las puedan llevar a casa... si encima les ponéis un lacito, un papelito o un trocito de washitape mono, ya vamos, os queda de lujo... hay que ver cuántas pijadas venden y cuántas necesidades puede que os esté creando ¿eh?


Y poco más os puedo decir: que espero que os haya servido este pseudotutorial (que realmente es una recopilación de tutoriales), que aunque no sean como las galletas de Marina, que espero que os gusten (nosotras, aunque tienen sus fallitos, estamos muy orgullosas, ¡ole! jajaja)... y sobre todo, que os pongáis con las manos en la masa y que con cualquier excusa, os liéis a hacer galletas de cualquier temática, bien sea con o sin niños (es más tranquilo pero le quita emoción jajaja), porque es divertido, nos devuelve un poco a la infancia y sobre todo, a la gente le alucina lo que se puede llegar a hacer con galletas.

Ah, y que como os digo, perdonéis las fotos, porque esta vez sí que sí: cocina, móvil, niña durmiendo y el flash que funcionaba alternativamente cuando le venía bien.

¿Qué? ¿a que dan ganas de ir a compraros todo lo que os he puesto y hacer una buena hornada de galletas?



16 comentarios:

  1. marta, que chulada de galletas, son super graciosas y están fenomenal.
    Un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marga
      A mi también me parecieron que quedaban muy monas... no serán perfectas pero sí que son simpáticas y están hechas con mucho cariño... y muchas risas! jejeje
      Besos

      Eliminar
  2. Pues la verdad es que sí que dan ganas de correr a hornear. Ayer estuve haciendo galletas pero nada que ver con esto. Te han quedado preciosas.
    Un besito desde Las palmas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Pues que no se te haga cuesta arriba, que no son nada difíciles y si una manazas e inexperta como yo lo puede hacer, tú también seguro!
      Ya te digo yo, que vena artísitica cero... ¡pero me lo paso bien!
      Besos!

      Eliminar
  3. Marta, están geniales, tienes razón en que el proceso es largo y lento pero el resultado queda genial. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elena!
      Efectivamente, llevan su faena, pero valen la pena... se ve que los padres de los niños fliparon... mira que te digo: si alucinamos nosotras de cómo habían quedado: los fantasmas son fantasmas, las calabazas calabazas, jajaja... es que una vez intenté modelar un burro con arcilla... y si parecía un lobo da gracias jajaja
      Besos

      Eliminar
  4. vaya dos amigas artistas que tengo!...os han quedado geniales! yo no me atrevo ni con fondant ni con glasa y éso que justo ahora hace un año me meti una tarde de sabado en la cocina e hice glasa de miles de colores,pero fue tal el desastre que monté que se me quitaron las ganas...asi que enhorabuena,te han quedado divinas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos?? diría que tienes bastaaaantes amigas artistas... que yo soy la aprendiz copiona que va cogiendo todas las ideas para que las cosas queden medio decentes! jajaja
      Y Crys... yo con glasa, buf, intentaría solo 2 o 3 colores al mismo tiempo y la glasa comprada, verás como es más fácil!
      Y el fondant, vengaaaaa! no puedo creerme que se te haga cuesta arriba! con las maravillas que tú haces con el Fimo! si esto es como la plastelina!
      Besitos

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Gracias chicos!
      Me alegro que os gusten!
      Besos

      Eliminar
  6. Que monada de galletas!!!! y que emocionante que me tengas por buena maestra pero es que mejor y mas aplicada alumna no pude tener :)
    Ya ves que bien te han quedado, dejarías a tu amiga con la boca abierta!
    Gracias rebonica
    Muchos besitos !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te gusten Marina!
      Verdad que quedaron graciosas!? jeje
      Y por supuesto que te tengo por buena maestra... faltaría más! yo sin ti no soy nada en el mundo galletil!
      Y si, mi amiga alucnó... aunque también me sufrió porque no sé cuántas horas estuvimos galleteando jajaja
      Besitos guapa!

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Gracias Merche!
      Me alegro que te gusten!
      Besos

      Eliminar
  8. Te han quedado preciosas. Yo todavía no me he animado a hacerlas, así que me imagino que hasta el año que viene no me pondré, porque este...ains...de todos modos, me apunto la receta!
    Felicidades por el blog. Tienes una seguidora más.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patricia!
      Estas galletas peudes hacerlas con cualquier excusa, no es necesario que sea para Halloween: simplemente Navidad o algún cumpleaños para hacer un detalle chulo, siempre es buena excusa para practicar... no sé en tu casa, pero en la mía, cada vez que llevo algo se soprenden y más si son así cosas decoradas (será porque en la vida he hecho manualidades jeje).
      Bueno, me alegro que te gusten y que te quedes por aquí
      Besos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...